¿Qué pasa si un inspector quiere entrar en tu empresa?

2/04/24 | Fiscalidad, Legislación

Si la Agencia Tributaria realiza una inspección en las instalaciones de tu empresa, es posible que desee acceder al contenido de los ordenadores. ¿Puede hacerlo? ¿Cuáles son los requisitos que debe cumplir para ello?

¿Cómo puede entrar un inspector de hacienda en tu empresa?

Requisitos:

Si el inspector de la Agencia Tributaria se presenta en tu empresa con la intención de acceder a tu empresa, hay dos posibles situaciones:

  • Autorización: En general, para acceder a las dependencias de la empresa sólo deberá presentar una autorización del delegado de Hacienda o del director de departamento correspondiente.
  • Orden Judicial: Pero, si desea a acceder a la parte de la empresa considerada «domicilio protegido constitucionalmente», puedes exigir la presentación de una orden judicial.

La importancia del domicilio/espacio constitucionalmente protegido

¿Qué se considera “domicilio protegido”?  Es el espacio físico, libre de intromisiones ajenas, que constituye el centro de dirección o que sirve para la custodia de documentos o soportes cuyo contenido debe ser preservado frente a terceros, como libros de contabilidad, libros registro, ordenadores, etc.

En cualquier caso, tienes que dejar constancia en la diligencia de entrada de que no prestas tu consentimiento, incluso si crees que no tienes nada que esconder y deseas colaborar. Así, si la autorización u orden judicial tienen algún defecto, podrás impugnarlas más adelante. Pero no impidas la entrada, ya que eso sería constitutivo de infracción por obstrucción.

inspector

¿Puede mirar un inspector de hacienda en tu ordenador?

Requisitos:

Una vez que el inspector haya accedido a las dependencias de tu empresa, ya sea con tu consentimiento, con autorización del delegado o con autorización judicial, ¿debes permitirle también que acceda libremente al contenido de tus ordenadores, tablets, smartphones, etc?

La normativa fiscal contempla la posibilidad de que si el inspector aporta una orden judicial que también autorice el acceso a los dispositivos de almacenamiento, éste podrá acceder y registrar dichos dispositivos situados en el interior de un domicilio.

La Inspección puede examinar programas, registros y archivos informáticos relativos a actividades económicas. También tiene la capacidad de adoptar medidas cautelares como el precinto, depósito e incautación de equipos electrónicos de tratamiento de datos que puedan contener la información investigada.

Pero dicha autorización debe cumplir ciertos requisitos, como fijar los términos y el alcance del registro, permitir la realización de copias de los datos informáticos, y especificar las razones que legitiman el acceso a dicha información.

Y ¿Qué pasa con el inspector de trabajo?

Y es que la forma más característica de iniciar una Inspección de Trabajo es, sin lugar a duda, mediante la visita inesperada, sin necesidad de aviso.

Además, pueden personarse en el centro de trabajo de dos formas distintas:

  • Identificándose en su condición de funcionario de la Inspección de trabajo.
  • De incógnito, es decir, haciéndose pasar por un cliente. Posteriormente se deberá identificar si quiere entrar en las dependencias de la empresa y pedir documentación.

¿Podemos impedir la entrada después de haberse identificado?

Por lo general, NO. Sin embargo, existe una excepción, si el centro de trabajo sometido a inspección coincide con el domicilio de una persona física, el inspector debe obtener su expreso consentimiento y, en caso de que no sea así, obtener la oportuna autorización judicial.

¿Qué consecuencias tiene denegar la entrada a un domicilio constitucionalmente protegido?

En el caso de que Hacienda presente toda la documentación reglamentaria para acceder al lugar y la propiedad se niegue, el/los propietarios estarían cometiendo delitos por resistencia, obstrucción o excusa negativa, según la Ley General Tributaria.

¿Qué puede solicitarte la inspección de trabajo?

El Inspector o Subinspector también puede durante la visita exigir la identificación, o razón de su presencia, de las personas que se encuentren en el centro de trabajo inspeccionado y también puede requerir información, sólo o ante testigos, al empresario o al personal de la empresa sobre cualquier asunto objeto de la inspección.

Es habitual, de hecho, que el inspector interrogue al empresario y a los trabajadores sobre, por ejemplo, los horarios, la jornada, las condiciones de trabajo…

Asimismo, puede examinar en el centro de trabajo todo tipo de documentación para verificar el cumplimiento de la legislación del orden social, Aunque lo habitual es que puede requerir que dicha documentación le sea presentada en las oficinas de la ITSS y a que se le suministre en soporte electrónico, o papel para su conservación futura.

Cuando nos enfrentamos a una inspección de Hacienda, es normal sentir cierta preocupación y nerviosismo. Sin embargo, es importante mantener la calma y actuar de manera adecuada para evitar problemas mayores. 

Sin duda, recibir una notificación o una visita de Hacienda no es plato de buen gusto. Por ello, es crucial, contar con buenos profesionales que os ayuden a preparar este proceso y que os guíen y asesoren durante todo el tiempo. Contacta con nosotros.