937 236 042

Imágenes de Ofiasse Assessors

Psg. Fleming,22 08206 - Sabadell

Gastos que se puede deducir el autónomo que trabaja desde casa

De acuerdo con la nueva redacción dada al artículo 30.2.5ª.b) de la LIRPF por la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, a partir del 1 de enero de 2018, aquellos contribuyentes del impuesto que afecten parcialmente su vivienda habitual al desarrollo de una actividad económica, podrán deducirse como gasto (para la determinación del rendimiento neto de la actividad en estimación directa) los suministros de dicha vivienda, tales como agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.

En este sentido, a partir de 2018 se deberá de distinguir:

Gastos derivados de la titularidad de la vivienda. ‐ Amortizaciones, Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), comunidad de propietarios, etc., resultarán deducibles en proporción a la parte de la vivienda afectada al desarrollo de la actividad y a su porcentaje de titularidad en el inmueble.

Suministros. - Agua, gas, electricidad, telefonía e Internet, etc., deben imputarse a la actividad en proporción a la parte de dichos gastos que quede acreditado que está correlacionada con los ingresos de la actividad, que ante la dificultad para ser determinada se establece en un porcentaje fijo del 30% aplicable a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.

EJEMPLO

El Sr. X, dado de alta como economista y contribuyente del IRPF en el método de estimación directa simplificada, habilita en su vivienda habitual un despacho para el desarrollo de su actividad profesional.

La vivienda del Sr. X, adquirida en régimen de gananciales con su esposa, tiene una superficie total de 150 metros cuadrados y el despacho afectado a la actividad empresarial 30 metros cuadrados. Fue adquirida por 400.000 euros en el ejercicio 2016 (sabiendo que el 60% corresponde al valor de la edificación).

Durante el ejercicio 2018, la vivienda ha tenido los siguientes gastos:

Luz: 1.500 Euros.
Agua: 800 Euros.
Gas: 2.800 Euros.
Telefonía e internet: 1.200 Euros.
IBI: 800 Euros.
Comunidad de Propietarios: 1.600 Euros

Qué cuantía, de los gastos relacionados, podrá imputarse como gasto deducible el Sr. X en su liquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

SOLUCIÓN

Al estar parte de la vivienda afecta a la actividad económica (30 metros cuadrados), hecho que hemos de suponer ha sido comunicado adecuadamente en la correspondiente declaración censal, habremos de distinguir entre:

Gastos derivados de la propiedad de la vivienda: (podrá imputarse (30 m2 / 150 m2) x 100 = 20%)

IBI: (800 Euros x 20%) = 160 Euros.
Comunidad de Propietarios: (1.600 Euros x 20%) = 320 Euros.
Amortización Despacho: (400.000 x 60% x 3% x 20%) = 1.440 Euros.

Otros Gastos

Gastos por suministros: (podrá imputarse (30 m2 / 150 m2) x 100 = 20% x 30% = 6%)
Luz: (1.500 Euros x 20% x 30%) = 90 Euros.
Agua: (800 Euros x 20% x 30%) = 48 Euros.
Gas: (2.800 x 20% x 30%) = 168 Euros.
Telefonía e internet: (1.200 x 20% x 30%) = 72 Euros.
TOTAL GASTOS: 2.298 Euros.


Este sitio web utiliza sus propias cookies y de terceros. Consideramos que si continua navegando, acepta su uso.  Cerrar | Leer más...