Seleccionar página

Estimado cliente

En fecha de hoy se ha publicado el Real Decreto Ley 11/2020, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.

Entre las novedades destacamos;

MEDIDAS DIRIGIDAS A FAMILIAS Y COLECTIVOS VULNERABLES
Suspensión por TRES meses de los desahucios para personas vulnerables sin alternativa habitacional.
– Prórroga automática por SEIS meses de los contratos de alquiler de vivienda habitual, que venzan entre el día de hoy y los dos meses posteriores al fin del estado de alarma.
– Se podrá pedir moratoria del alquiler de vivienda habitual, siempre que el arrendatario se encuentre en situación de vulnerabilidad . El resultado de la moratoria será distinto si el arrendador tiene menos de 10 viviendas, en cuyo caso se habla de aplazamiento voluntario por parte del arrendador, que en el caso de propietarios de más de 10 viviendas, que en este caso la propiedad puede escoger entre aplazamiento a largo plazo o condonación del 50% del valor del arriendo.
– Se crea una linea de avales para conseguir créditos para pagar los alquileres donde no exista negociación con la propiedad y siempre en el supuesto de arrendadores de menos de 10 viviendas y arrendatarios en situación de vulnerabilidad. Máximo SEIS meses de alquiler.
– Se establece un sistema de ayudas para que las personas referidas en el punto anterior que no puedan devolver el préstamo concedido para pagar el alquiler. En dicho caso se concederá una ayuda de máxima de 900€ al mes o el 100% de la renta o importe del préstamo.
– Se establecen procedimientos concretos para los casos anteriores en ayudas a las víctimas de violencia de género.
– Se crean mecanismos “muy confusos” sobre las moratorias en los créditos hipotecarios y los créditos sin garantía hipotecaria. Variando incluso la definición utilizada en los puntos anteriores para las personas en situación de vulnerabilidad.
– Se establece una moratoria de SEIS meses para los préstamos hipotecarios. Esta medida afecta tanto a los préstamos hipotecarios para la adquisición de la vivienda habitual, para los inmuebles afectos a una actividad y para las viviendas en alquiler donde el propietario haya dejado de percibir la renta.
– Se podrán rescatar todos los planes de pensiones, en caso de desempleo o cierre de actividad y por los importes dejados de percibir mientras dura la situación de excepcionad.
– Se podrán acoger al bono social de electricidad, respecto de la vivienda habitual, a los autónomos con cese total de la actividad o con disminución de la facturación de un 75% respecto al semestre anterior.
– Mientras dure el estado de alarma se garantizan los suministros en la vivienda habitual.
– Se crea un subsidio para las empleadas de hogar que hayan visto disminuidos sus ingresos por reducción de jornada o despido. El importe será del 75% de la base reguladora con el máximo del SMI. (950€).
– Se crea un subsidio por circunstancias excepcionales para el colectivo de trabajadores temporales, que finalizando el contrato durante el estado de alarma, no tiene derecho a prestación. La duración de la ayuda será de un mes y está sujeta a condiciones. Serán unos 438€.

MEDIDAS DE APOYO A LOS AUTÓNOMOS
– Se conceden moratorias de SEIS meses, previa concesión por parte de la Seguridad Social, en el pago de las cotizaciones de la Seguridad Social, para el periodo abril a junio de 2020. Y para las cotizaciones de autónomos para el periodo mayo a julio de 2020.
– Se podrá pedir aplazamiento de las cotizaciones de los meses de abril a junio de 2020, al 0’5% de interés.
– Si se ha pagado la cuota de autónomos del mes de marzo, se podrá pedir la devolución de las cantidades correspondientes a los días NO trabajados.
– El empresario que esté en el Régimen de “módulos” deberán demostrar la reducción de la facturación en un 75% por cualquier medio de prueba admitido en derecho.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN DE LOS CONSUMIDORES
– Se regula que los contratos de compraventa de bienes que no se puedan ejecutar por la situación en la que estamos viviendo, los consumidores podrán resolver el contrato en un plazo
de 14 días.
– Si el contrato es de servicios de trato sucesivo, se paraliza el cobro hasta que el servicio se pueda prestar con normalidad o se dé alguna alternativa.
– Se limita mucho el uso de los juegos de azar.

APOYO A LA INDUSTRIA
– Las empresas podrán rebajar los mínimos contratados con las suministradoras de servicios para poder bajar el recibo mensual de agua, luz, gas, etc.
– Se establece un mecanismo para la suspensión de las cuotas de los suministros y la moratoria de los mismos en SEIS meses después de finalizado el estado de alarma.